martes, 26 de marzo de 2013

Soy yo.






















Abigail López Torres Marzo 2013.




 













Y aunque pienses que te equivocaste conmigo... no es así.

Realmente fui yo, la que se equivocó una y mil veces...

Quiero cerrar todas las puertas y todas las ventanas.

Mis ventanas ahora tienen rejas y yo quiero salir, ser libre...

quiero volar... 

pero no puedo.

Y siempre me acuerdo de aquella canción, me atormenta los oídos...

y recuerdo todo lo que sentía cuando estabas vivo...

cuando estabas vivo y movías mis cuerdas, dirigías mi vida

y yo era una mujer feliz...

ciega y feliz...

y así hubiese vivido eternamente...

sintiéndome pequeña, cuidada, protegida y amada...

consentida y ciega.

Pero estás muerto.

Y del infierno nadie ha vuelto.

domingo, 24 de marzo de 2013

Llanto de cine.


Abigail López Torres Marzo 2013.









A veces es mejor cerrar los ojos, tanta sinceridad en rostros desencajados abruma.
Pero he optado por sonreír, por ser una etapa en cada momento, en cada instante.
Y dulcificarlo. Ir despacio, dejar mi esencia, clavar mis ojos en ti.
Después del pestañeo, después del llanto de cine.
De envenenar el futuro, de sábanas grises.
Ahora ya no dejo entrar a nadie.
Y es que después de todo...
¿ Quien puede desear amar un corazón perforado?



Abigail López Torres

miércoles, 20 de marzo de 2013

Lejos muy Lejos.
















Cuando no puedo dormir es cuando vuelvo a tener miedo al mundo.
La gente se olvida de decir por favor y gracias.
Y yo me aburro de los malos modales.
Me corto el flequillo con una navaja antigua y de pronto le pierdo el miedo a todo.
También a no tener sueño.
Y es que últimamente no estoy viviendo nada.
Tan sólo soy devorada por incertidumbre enlatada
y quiero volver a irme lejos.
A no volver de momento.
A llenarme de otros versos.
Otros besos.
Quizás deje de escribir durante un tiempo.



Abigail López Torres

viernes, 15 de marzo de 2013

Gotas de lluvia en mis ojos brillantes.



Nerja 2013 LaNiñaMariposa.




Dime, dónde estas?
dime al menos si existes.
Si nos hemos cruzado en la calle de alguna ciudad, 
si andaba tan distraida mirando los escaparates...
si llovía y mis ojos se cerraban y mi frente se llenaba de minúsculas gotas.
Sabes? quizás hayamos estado tan cerca pero sin vernos.
Quizás nos hemos tomado un café de espaldas.
Quizás estuvimos mirando un atardecer desde el mismo mirador.
Fotografiándonos con cámaras prestadas.
Quizás nos guste el mismo sabor del helado.
Y cuando estamos tristes nos enroscamos en una manta 
nos convertimos en gusanos de seda,
lloramos hasta dormirnos, hasta agotarnos.
El corazón se queda como aletargado y roto.
Y ahora que pienso en que necesito encontrarte para respirarte.
Me da igual quien busque a quien, quien decida dar el paso primero.
Quiero un abrazo que me cruja hasta el último hueso.
Quiero que seas el definitivo, el siempre.
El para toda la vida y después de ella.
El toda nuestra eternidad.
El si quiero.
El hasta que la muerte nos separe.
El que no me deje escapar nunca.
Sólo dime, dónde estas?
cuanto tiempo más tendré que amanecer sola.
Yo y mis camisones de satén.
Mis encajes se calan de frío.
Mi pasión muere desolada.
Mi fuego pierde su llama más viva.
Que triste ver como se apaga esta estrella y se convierte en fugaz.
Y si soy sólo eso, una estrella fugaz...
y mi deseo es encontrarte...



Mi deseo es encontrarte.

jueves, 14 de marzo de 2013

L.










No puedo, no quiero.
No tengo la necesidad de aguantar personas como tú.


Ya no me apetece dejarme engañar.




Ahora estoy tan lejos...




...


...

lunes, 4 de marzo de 2013

Ese día llegará, os lo juro.





LaNiñaMariposa 2013.






Un día voy a comprar una montaña.
Me voy a construir una cabaña.
Encenderé una hoguera perfecta y luego me pondré a escribir.
Me olvidaré de comer, de beber, de fumar, respiraré lo justo.
Tan sólo me pienso dedicar a escribir.
Y escribiré algo tan grande, tan mío, tan lleno de vísceras y de entrañas y...
y será tan espeluznante como especial.
Nadie podrá llorar sin leerlo antes.
Todo el mundo querrá abrazar esa escritura llena de piedras brillantes, 
de tesoros sucios, llenos de sangre.
A mí me gusta acunar la literatura, hacerle hueco entre mi pecho y mi alma.
Y llorar despacio, llorar de risa, llorar de amargura.
He sido una persona triste mucho menos tiempo de lo que fui feliz.
Pero cuando estoy triste es un océano.
Es negro de luto, de encajes.
Y cuando estoy feliz me quedo sin mundo, porque lo he devorado deprisa.
Y se me olvida saborear el momento, como cuando era una niña que cogía taxis a escondidas
para ver a mis ídolos.
Un día voy a secuestrar a mi gato.
Voy a amontonar recuerdos, a pasear maletas.
Me iré muy lejos.
Dónde siempre haga frío.
Dónde el corazón pueda permanecer congelado y no duela.
Dónde mis sueños se llenen de ortografia e infusiones de lima japonesa.
Para contarle cuentos a los niños.
Pasear por calles de adoquines.
Me asomaré a una ventana sin barrotes y será mía.
La lluvia me mojará la cara y regará mis peonías.
Un día muchos se arrepentirán de no haberme conocido.
Pero eso a mí ya me dará igual.
Porque estaré desnuda y borracha en aquel césped,
ese que olía a piscina clorhídrica,
ese dónde te cantaba "kiss my elbow" 
os acordáis?

Y todo será como hoy os cuento.



Y nada será demasiado importante, como lo es esta noche.


En la que como siempre, me has dejado sola.