miércoles, 20 de marzo de 2013

Lejos muy Lejos.
















Cuando no puedo dormir es cuando vuelvo a tener miedo al mundo.
La gente se olvida de decir por favor y gracias.
Y yo me aburro de los malos modales.
Me corto el flequillo con una navaja antigua y de pronto le pierdo el miedo a todo.
También a no tener sueño.
Y es que últimamente no estoy viviendo nada.
Tan sólo soy devorada por incertidumbre enlatada
y quiero volver a irme lejos.
A no volver de momento.
A llenarme de otros versos.
Otros besos.
Quizás deje de escribir durante un tiempo.



Abigail López Torres

4 comentarios:

mig dijo...

Nunca dejes de escribir!

Dezazu dijo...

Bonito lo que escribes!!besos

Petdeloup dijo...

me acabas de recordar que tengo que comprarle unas bolitas de agua y nieve a mi hermana pequeña antes de volver a España! :)

como te dicen por aquí arriba... nunca dejes de escribir! ;)

María Isabel GS dijo...

No, no...
No dejes de escribir jamás!