martes, 1 de mayo de 2012

Tu sexo es ardiente.



Y querer desaparecer.
Eso es lo que quiero sentir.
Desaparecer, abandonarme y dejarme llevar.
Pero ya no soy quien creía ser en un principio, 
después de mi nacimiento.
Pero veo tu cuerpo y quiero tenerlo,
quiero que sea mío por momentos.
Luego respiro, suspiro,
mientras meto objetos inservibles en una maleta muy grande.
Porque quiero irme,
alejarme de ese pecado mortal que son tus labios, tu mirada de niño perverso, 
de bicho.
No es tiempo de jugar,
-"no juegues conmigo pelirroja". me dices.
Y tienes razón.
No es tiempo de juegos.

5 comentarios:

Takuskita dijo...

Pareciera que en cualquier momento vuelan los mordiscos :)Sigue así!

Saludiness!

Brise le Cliché dijo...

Esa cancion es genial! <3
un saludo(:

Poesenthya Cocco dijo...

Me ha encantado, bonita.
Y la canción es genial, la adoro.

Besos!

tallerdehadas dijo...

Bueno, parece que la pasión sigue revoloteando entre las alas de la niña mariposa. :) Me alegro.

Un besito!

Mercè Estruç dijo...

Con las fotos de tus post's, intuyo tu autoestima hacia tu imagen y tu persona. Aplaudo esa actitud que se refleja.
No dejes nunca de jugar "chica pelirroja" ;)
Un abrazo