miércoles, 11 de abril de 2012

Vuelvo a unir casualidades.



Mientras tanto...

vuelvo a unir casualidades

cierro mis ojos.

Para poder ver lo esencial.

Para poder matar la arrogancia y el ego que consume tu cuerpo.


Que pena y asco me das.





1 comentario:

Corazón de Maniquí dijo...

jajajaj que guay el poema, yo se lo diria a unos cuantos jaja
muy guapita con tus uñas rojas!
besitos