miércoles, 17 de agosto de 2011

Fuegos Artificiales.




(15 de Agosto de 2011 . LaNiñaMariposa)






Nunca se atrevió a pensar en las cosas que se le iban olvidando.
Tan sólo el volver a vivirlas hacia que doliesen un poco, al principio.
Había olvidado bailar, sonreirse a si misma, comer la manzana prohibida, deshacerse en caricias.
Pero sobretodo había olvidado bailar y confiaba en que no se volviese a repetir.
Por eso aquella noche en la que el cielo se llenó de millones de lucecitas artificiales
ella cogió su mano con fuerza, con decisión, con un valor que nunca debió abandonarla
y bailaron toda la noche y las sombras del pasado quedaron reducidas a nada 
y se sintió como en aquellos momentos en los que las complicaciones eran mínimas.
Y no quiso dejar de sonreír en toda la noche.

7 comentarios:

Takuskita dijo...

Y con esa sonrisa volaras :D

Precioso, simplemente precioso. Me alegro de que no olvidaras cómo sonreir.

Un saludo.

Miguel Vivas dijo...

Sonríe amiga, sonríe y ensancha el alma!! Besos y mordiscos.

Sara dijo...

:) sonreir, qué fácil parece y con que frecuencia se olvida!

MARA dijo...

Me lo copiaría pero sería plagio, es precioso y ójala tuviese yo ese momento...

http://comounapricesa.blogspot.com/

allthatshewants dijo...

pero qué bonito!!
xx

Alba 3,1416 dijo...

Las lucecitas de verano en el cielo hacen maravillas. No pares nunca de abrir los caminos que te sugiere el entorno.
Un abrazo

Miqui Brightside dijo...

Ya estoy de vuelta! :)