domingo, 6 de febrero de 2011

Seda y Miel.

Y soñaba que la besaban mil bocas distintas...

que mil manos le acariciaban los muslos y el corazón

mil formas distintas de sentirse amada y saciada...

Y soñaba que él la miraba escondido...mientras todos los ojos se clavaban en su alma de mujer despechada.

Y las heridas las desinfectaba el alcohol...

Y las cicatrices eran cubiertas con seda y miel.

Y no podía dejar de sonreír...

No hay comentarios: