viernes, 18 de febrero de 2011

*

(Aeropuerto. Febrero 2011. Laotong.)


La extraña sensación que me provocaba el llegar a ese Aeropuerto donde todo el mundo esperaba
a sus seres queridos.
Yo quería abrazarme a alguien, a cualquier desconocido que se quisiera dejar abrazar.
Y el olor a dulce inundaba mi nariz fría como el tiempo, como aquel Aeropuerto lleno de personas
con sonrisas invertidas.

No hay comentarios: