domingo, 30 de enero de 2011

***

Me lo robaste todo.


Me robaste todo pero lo único que de verdad me importa y me puede llegar a doler es que me robaras la inspiración.


Y ahora solo escribo Nebulosas en el infierno.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Vamos a empujarte, a entusiasmarte, a tratar de que te duelan los dedos al no dejar de escribir cosas bonitas en los cuadernos, en los muros y en nuestros corazones.
Un beso desde el noreste.

LaNiñaMariposa dijo...

No se puede ser más Lindo... :^*