jueves, 4 de noviembre de 2010

No quiero.

En estos momentos pienso que eres lo único bueno que tengo.

Por eso no te cogí hoy el teléfono.

Porque no quiero llenarte de mierda.

Que es lo único que me rodea ultimamente.

Quiero que seas lo único puro, limpio y verdadero.

Por ti soy capaz de comerme todo el sufrimiento que quiera caerme en este mundo...

el tuyo también por supuesto.

Quizás seas el sentimiento más real que tengo en mi vida.

Y aunque muera por abrazarte por besarte y por deshacerme en lágrimas...

no lo haré.

Yo a ti solo quiero darte placeres y alegrías.

Porque eres mi único sueño vital.

El único ser humano en que creo.

2 comentarios:

Isra dijo...

Creo q sólo se alcanza esa pureza si la otra persona es capaz de limpiar la mierda q puedas tener...

Esa "virginidad" absoluta crees q ayuda?

Miqui Brightside dijo...

basado en hechos reales?