sábado, 27 de noviembre de 2010

Luces e instantes.

( El Retiro Madrid Noviembre 2010. LaNiñaMariposa)


Hundir la cara en la almohada y al volver a mirarte ver como te quedas dormido.
Cuanta paz desprende este momento. A veces muero por jugar contigo.
Y decirte al oído lo que me ofrece el atrevimiento, lo que me ofrece el vino.
La cama es demasiado grande y la distancia , la fusión de nuestra piel corta, muy corta,
tanto que sonrío. 
¿ Que has hecho de mí? ¿ Que has hecho conmigo?
que tengo los labios encendidos y la ropa se resbala y se enmudece en el olvido.
Hundir la cara en la almohada y al volver a mirarte ver como tus ojos me muestran mi destino.
No creo en nada que me permita arrepentirme.
Y es que contigo no quiero privarme de nada.
Quiero ser mi única guía y que te vengas conmigo.
Porque al final nos amamos en cada paso de Cebra sin haberlo prometido.
Eso es lo que más admiro, el sentido de la invisibilidad del mundo...
y nuestro mundo aparte, cuando tus dedos perfilan los míos.

3 comentarios:

Sabagg dijo...

Qué sencillo se nos presenta el destino a veces, cuando nuestros ojos están sensibles para verlo... Me gusta cómo va envolviendo cada verso... Un beso a un rato de amanecer en Málaga.

Elchiado dijo...

Haaaala, Niña... te pasaste de bonitoooo en estas letras... qué delicia leerte tanta dulzura. Un beso sonriendo.

tallerdehadas dijo...

Pero qué cosa más bonita! ¿Cómo puedes escribir así de bien??? Tengo mucho que contarte, Abi. MMMuuuuuuaaaaaaaaaaa