viernes, 1 de octubre de 2010

Me perdí en un Cine vacío y en la salida no te encontré.




Puedes sacar a las personas de tu mente.

Sacar las tristezas y las decepciones.

¿Pero puedes también sacarlas de tu corazón?

Recuerdo un día de lluvia, los cines estaban llenos de gente...

la película me emocionó tanto que decidí regalarte un charquillo de lágrimas azules.

Siempre quise que me abrazaran fuerte en el cine.

Y saltar los charcos con unas botas de agua bonitas.

A veces la lluvia me distrae y cuento las gotas que caen en mi cara
y las que se cuelan en mis labios.

Siempre quise encontrar el amor eterno, ese que dicen que es para siempre...
el que nunca se va... siendo yo tan ñoña es normal que mi cabeza esté llena de decepciones
que mi mente juegue a dar manotazos en la mesa y las puertas se rajen al cerrarse bruscamente.

Pero yo, Mente despistada puedo borrarlo todo... las tristezas y las decepciones...

¿Pero pueden borrarse también del corazón?


No hay comentarios: