martes, 28 de septiembre de 2010

Paz interior.








Cuando ya no te queda nada más en lo que pensar...

Y decides, de pronto... por un golpe de suerte o del destino presente...




Dejar la Mente en Blanco.

1 comentario:

Kalle Eremit dijo...

Me identifico, ya somos dos :)