jueves, 23 de septiembre de 2010

Diván I

Cuando tu psicoanalista ha muerto de cáncer.


¿Con quien demonios te desahogas?...

...

4 comentarios:

Elchiado dijo...

Yo lo hago con el mar; él sí que me saca todos los interiores, los vapulea... o los mece suavemente.
El caso es que al final todo acaba en su sitio.

Beso-s-alados

Alba 3,1416 dijo...

Buscas nuevo psicoanalista, haces un retroceso en tu interior y das nuevas informaciones que seguro se quedaron en el rinconcito de tus recuerdos y no explicaste al "difunto-psico".
¿Los cambios son para mejorar verdad?
Pués... ánimos y al diván empezando desde donde tu mente desee.
Un abrazo

Sabagg dijo...

Vengo a copiar descaradamente a Elchiado: también me desahogo con el mar, y curiosamente me vine al ordenador pensando lo curioso que me resultaba haber aprendido esta mañana que "mar" en arameo quiere decir "Dios". ¡Qué cosas!

Lis-Lis dijo...

Yo me desahogo con un amigo, el pobre se carga de tus problemas y tú te vas tranquila... es algo esgoista quizá. Pero alguien una vez me dijo que no hay mejor psicoanalista que un amigo. Puede influir que yo vivo lejos del mar, por eso no le puedo contar mis problemas.
Un saludo!!