jueves, 26 de agosto de 2010

Un Millón de Vidas.


Pienso que cuando nos sentimos tristes sin un motivo aparente,
en realidad nos sentimos tristes por algun acontecimiento vivído en alguna de nuestras vidas pasadas. Al igual pasa con el sentimiento de alegria pero este desafortunadamente no suele ocurrir tan a menudo.

1 comentario:

Nola Pineda dijo...

Bueno,
lo cierto es que después de haber leído unos cuantos de tus escritos empiezo a comprender parte de ti.
Tu blogg es muy, muy personal.
De alguna manera, he sentido algo de incomodidad. Es como descubrir gran parte de una persona en muy poco espacio. Es como verte desde muy cerca. Quieras o no quieras descubres a alguien.
Comprendo también tu reacción de ayer y que chocáramos... las dos somos nacidas en agosto. Y ese ímpetu... esa impulsibidad... es difícil de disimular.

Cuando "leo", y veo tan claras ciertas expresiones y sentimientos, no puedo menos pensar que detrás de todo ello hay quien siente esa clara necesidad por liberarse después de haber estado "encerrada".
Supongo que nos toca vivir cosas que nos marcan para siempre. Conocer a personas, elegir caminos, tener sensaciones,... que nos hacen ser únicos e irrepetibles. Y ser, exactamente, como deberíamos ser.
Felicidades por expresar lo que sientes. Es tu mejor regalo.
Felicidades por tus fotos que son tus ojos.
Y felicidades por vivir, ser feliz y hacer feliz.