jueves, 26 de agosto de 2010

El perfume que consume mi Mente.


No creo en este Mundo.

Ni creo en un Dios físico.

Pero si creo en los aromas que se clasifican en mi Nariz

y en las canciones que me aplastan el corazón.

No hay comentarios: