lunes, 16 de agosto de 2010

El insustituible.

No.

No hay ni un solo día que no hable con mi padre mirando su foto fijamente...
a veces le hablo sonriendo pero otras veces le hablo con rabia...

Hoy podría decirle muchas cosas... pero supongo que ya me ha visto llorar...
con lo preciosa que iba esta noche estrenando vestido nuevo...

- Papá se me ha estropeado el maquillaje de llorar. Tú sabes porqué he llorado.
Siempre fuímos iguales ... iguales de frágiles y de incomprendidos.



Papá nadie en este Mundo podrá reemplazarte jamás.

Nadie podrá joder nuestro amor.

1 comentario:

Anna Coll dijo...

Esta entrada me ha parecido demasiado profunda y personal, me ha encantado. Gracias por tu generosidad, por compartirla-
Besos de espuma