viernes, 30 de julio de 2010

Cuando te digo que me voy a dormir...y Miento.











Yo que siempre lo malinterpreto todo y tú que siempre quieres verme sonreír. Siempre estas haciéndome fotos, incluso cuando me chinchas, me enfado y pongo morritos. Y no quiero fotos, quiero besos. Yo creo que tus labios y los míos no esperaban conocerse de esa forma; inesperada como nuestra historia, de diván, la que podría escribir el señor Murakami. Aunque yo sea un poco Midori y no me haga mucha gracia la "unagi" (うなぎ). Puedo cambiar de tema en 2 milésimas de segundo, siempre tengo una pregunta inesperada para ti, también puedo desconcertar... y regalarte mis ojos, mis ojos verderrones, pero tendríamos que hacer un trueque, porque yo quiero besarte las pestañas. Y aquí estoy ahora cansada y desnuda y sé que no te gusta que lo diga cuando hay 92 kilómetros exactos de tu puerta a la mía... y tengo ganas de que huelas mi perfume secreto, y tengo ganas de cantarte canciones en inglés...y que Beirut nos embriague mientras yo me convierto en felino y tú me haces morir muchas veces... y luego silencio...que es tarde...y quiero soñar contigo.

5 comentarios:

Miguel Vivas dijo...

Me alegro de que todo vaya bien mariposa. Besos y mordiscos.

So payasa dijo...

te entiendo en cambiar de tema en dos milesimas! xD

Te SigO! x3

Isra dijo...

Beirut, Murakami, fotografía...

Interesante... La foto es preciosa

Hedonista dijo...

por algo será que te quiere en fotos, no?

FeoMontes dijo...

Pero bueno, ¿que estado haciendo para perderme este blog?????, me gusta muchísimo, pero esta entrada, de las que llevo vistas hasta ahora, la que mas.

Un beso, paisana, gracias por regalarte de esta manera tan ..."tuya".

Cuidate mucho.