viernes, 25 de junio de 2010

Se parece mucho al final...





Ya no busco nada...

porque ya no hay nada que encontrar...

No eres lo que yo siempre deseé...

se parece mucho al final...

Ya no quiero nada de lo demás...

se parece mucho al final...




Y ya no imagino las locuras que nunca llegaste a hacer...
se parece mucho al final...
ya no se me ocurre que me puedas salvar...




Sueños llenos de trenes , de vacas borrosas...
de lomográficas de juguete y de besos en la nuca...

de sonrisas de desconocidos que leen libros de Murakami.


1 comentario:

Elchiado dijo...

Pues cuando no hay nada que encontrar... sieeeeeeeeeeeempre aparece arrrrrrrrrrrrrrgo!!!

Mantenga pues los ojos oooopen, porque puede suceder en cualquier momento...!!!

Queda avisada!