domingo, 18 de abril de 2010

La importancia de las Cosas.

- Tiene que ayudarme a encontrarla... (A punto de echarse a llorar...)

- Señorita créame estoy haciendo todo lo que está a mi alcance...
Les he dejado su número de teléfono y su nombre, sin dan con ella la llamaran.

- Es que usted no lo entiende... (Echándose a llorar...) la cámara no es lo importante, lo importante son las fotos...las fotos...las fotos del mejor fin de semana de mi vida...nuestras fotos...

- Claro, lo comprendo... no se preocupe... (Con tristeza...) seguro que mañana la llaman y todo queda solucionado...







(En este texto no hay fotos porque no hay cámara.)

6 comentarios:

Luismi dijo...

No hay cámara, pero hay recuerdos y todos los buenos momentos se pueden pintar.

Un beso

Sombragris dijo...

Luismi empieza a parecerme un tipo sabio...y tiene razón...podría decirte "No te preocupes...seguro que aparece la camara(espero con el corazón que así sea),de hecho es lo que iba a decirte antes de leer su comentario.Los recuerdos no se borran ...ni se pierden si uno no quiere...quedate con esos bellos momentos en el alma,en los ojos y en los labios.Un beso volatinero

Suso dijo...

Eso es cierto, los recuerdos no caducan ni se pierden (de momento), pero una faena, sin duda, peor algun amiguete que perdió fotos de viajes a China por ejemplo, no voy a decir quien, si viene que se delate, jeje... un beso

tallerdehadas dijo...

Bueno, puede que la encuentren, Pero si no la encuentran, no pasa nada. Porque la vida sigue, y puede que ésto sea una señal para que llenes tu vida de nuevas oportunidades y momentos. De nuevos rostros y nuevos lugares. :) Todo lo nuevo queda aún pendiente de ser fotografiado.

Te quiero , Lao. :)


Pd-Llévame al rastro, por dios!!!

Ada dijo...

Tienes un blog realmente sorprendente!!!! Muchisimas gracias por visitar mi blog, gracias por tus comentarios. Bs

Elchiado dijo...

Pues sabe qué? Precisamente la ausencia de fotos, conseguirá que sus recuerdos sean aún más inolvidables de lo que ahora supone... serán recuerdos con imágenes vivas, de retina, y no sobre un papel plano. Si aparece genial... y si no lo hace: recuerde que de los sueños no podemos hacer fotos, y, sin embargo, nos regalan una imagen que está presente en nuestras vidas cada vez que lo deseamos. Además, usted... usted también sabe hacer retratos con letras. Un beso dibujado.