viernes, 13 de noviembre de 2009

Es tarde y yo despierta


3:40 de la madrugada.

Hoy me duele hasta el alma.
Esta sensación de asqueo generalizado se vuelve nauseabundo por momentos.
Me he pintado el pelo oscuro, oscuro...quizás no tanto como mis pensamientos.
También me corté con navaja... en plan salvaje y alocado.
Mi pelo refleja ahora lo poco que quedó de mi carácter.
Mi carácter... eso que me robaron un febril día de Noviembre hace un año aproximadamente.

3:44

Estoy cansada, agotada de danzar...por lo menos uso los círculos.
Agotada del Yoga que me deja relajada pero no tanto como el sexo.

Esta es la fase más extraña de mi vida, simplemente porque todo ocurre lentamente
y, aunque yo me acelere no me sirve de nada.

Necesito una vía de escape que no llega, es muy apetecible pero no se deja ver, ni tocar, ni sentir, ni lamer...
es una autentica mierda todo, todo lo que estoy escribiendo y todo lo que espero que no llega y si no lo espero no llega tampoco...

Podría volver a mirar hacia atrás, pensar en él, o en él, o en él...
en el tiempo que recuerdo bien pero no es lo que deseo.

Deseo estar sola, seguir sola, estirar sola, meditar sola y con suerte conseguir el poder sola.

El orgullo y la ambición son dos valores mortales que me mantienen erguida.

Jamás dejaré que la mezcla de incertidumbre y morbo se apoderen de mí.

3:51

Se cierran mis ojos...me siento afortunada.

Voy a dormir y a soñar con la Marihuana.

Ahora que cada cual escoja su ruina.




Abigail López Torres

3 comentarios:

Isra dijo...

creo q, precisamente, no quedó tan poco de tu carácter, pq éste se refleja intensamente en cada cosa q escribes
y para bien (del q lee)

y me encanta
beso!

Benjamín García dijo...

Sola, sola. Saludos.

veteporlasombra dijo...

Percibo que eres intensa, ahora te hago de contraste: la vida a pequeños sorbos es también sabrosa. Hay momentos de desierto vitales, pero caminando se recorren, mejor tener paciencia que desesperar, contemplando aunque sea la arena. Ánimo, un abrazo.