lunes, 19 de octubre de 2009

Tus Ojitos Rojos.





-¿Porque lloras? - pregunto ella sin obtener respuesta.

Sin embargo fue en ese pequeño instante cuando se dio cuenta que la amaba, justo en el momento en que la primera lágrima resbaló por su mejilla y terminó desembocando en la pasmina naranja.

La amaba, como nunca en la vida había amado a nadie más., la amaba de día, imaginaba sus cabellos al sol, la amaba de noche bajo la luna creciente, la luna menguante y la luna llena, pero sobretodo la amaba en sueños porque era allí donde podía amarla a su antojo.

Ella jamás sería libre...

nunca regaló una lágrima de más.

Paseaba por el pueblo recordándole... cantaba en voz baja las canciones que le recordaban su olor...

incluso hace poco me la encontré en el escaparate de la zapatería que hay frente a su edificio...
sé que no le hubiese importado quedarse descalza como aquellos días, vender sus zapatos a la zapatería, incluso llenarse los pies de heridas...por tenerle un solo instante...por dejarse quemar por unos labios que sin querer enmudecen los suyos.

Ella jamás será libre.

Se la llevará un recuerdo, un beso en un puzle, una copa de vino, una noche de estrellas…

1 comentario:

Hearse dijo...

Muy triste mi niña mariposa...
así me he sentido ultimamente, pero aquí estamos para apoyarnos, cuidate mucho eres especial :)
...

wow... adivina!!
la palabra para la verificación dice: "bessame"
es algo muy curioso... solo quería comentarte :)

Saludos :)

Valiu