miércoles, 8 de abril de 2009

Te amo.


Te amé porque nuestros cuerpos siempre fueron uno solo.
Te amé porque cuando te conocí supe de la maravillosa persona que anidaba en tu interior.
Te amé porque me enseñaste a amar la música y a beber ginebra, a dejar el Ron.
Te amé porque siempre tenías algo bonito que decirme, porque pintabas de rojo las uñas de mis pies, porque siempre me miras con ojos de amor.
Te amé porque siempre estabas pendiente de mí,
porque me cuidabas y me protegías como si fuera una niña.
Te amé porque siempre intentaste entenderme incluso cuando ni yo misma me entendía.
Te amé porque reias mis logros y aplaudías mis ocurrencias porque me dejabas contagiarte mi locura.
Te amé por lo pasional porque tu prioridad siempre fué mi placer.
Te amé por todo lo que eres, por las cosas que me cuentas despierto y las que me susurras en sueños.
Te amé pero el tiempo y la distancia lograron matar al amor .

1 comentario:

El Gato de la Luna. dijo...

Me gusta....pero hablas en pasado...nadie se merece tanto amor en pasado! Eso seguro...